Quinotos sin azúcar

Receta de quinotos sin azúcar

Con unos quinotos o kumquat, unos dátiles, edulcorante natural, un poco de agua y una pizca de sal, se puede preparar una mermelada deliciosa y diferente.

¿Quieres ver los ingredientes para Quinotos sin azúcar?

Descubre los ingredientes para hacer Quinotos sin azúcar pinchando aquí:

¿Cómo hacer quinotos sin azúcar?

1

Para que los quinotos sin azúcar queden perfectos, vamos a lavar bien la fruta (también conocidakumquat) y retiramos la parte más dura de los mismos, que es la parte por la que la fruta estaba unida al arbolito. Cortamos el resto de los quinotos en rodajas muy finas (si podemos usa una mandolina mejor) y reservamos por separado la fruta y las semillas.

2

Colocamos las semillas en un trozo de tela, con la que hacemos un atadillo, ya que a la hora de cocinar los quinotos en almíbar estas se han de cocer por separado, para retirarlas después. Reservamos.

3

Picamos los dátiles, quitándoles el pipo del centro, y los echamos en una cazuela junto con los quinotos, el atadillo con las semillas, la pizca de sal y el agua.

4

Pondremos el fuego a fuego medio-alto y, cuando empiece a hervir, lo bajamos a juego bajo para que la mermelada de quinotos se haga poco a poco sin quemarse. Dejamos cocer sin tapadera, hasta que veamos que el agua se ha evaporado (más o menos unos 20 minutos).

5

Cuando esté lista, con el espesor deseado, dejamos templar, aplastamos el atadillo con las semillas para que suelten la pestina, y mezclamos.

6

Si vemos que los quinotos sin azúcar no están todo lo dulces que nos gustaría, podemos añadirles un poco del edulcorante que hayamos elegido, lo mezclamos y listo para hacer conservas o guardar en un recipiente bien tapado para comer en menos de una semana.

Foto orientativa: Liliana Fuchs

Consejos del autor para hacer Quinotos sin azúcar:

1

Lo ideal es usar quinotos ecológicos, para que la piel de los mismos no tenga productos químicos, ya que se come todo el fruto entero, pero si no tienes la suerte de conseguirlos, asegúrate de lavar muy pero que muy bien la fruta, para retirar lo máximo posible de suciedad y los químicos.

2

Ten cuidado con las semillas, más o menos a la mitad de los quinotos están. Cuando llegues a la mitad del corte, para y retíralas con la punta de un cuchillo.

3

Las semillas son muy importantes y necesarias, pues con ellas conseguiremos la pectina necesaria para dar consistencia a esta mermelada. Si no quieres usarlas, tendrás que dejar cocer la fruta en exceso, o usar un espesante que aguante el calor.

4

Los dátiles puedes picarlos en trozos muy pequeños, para no encontrarse trozos al comer la mermelada, o en trozos un poco más grandes, si te gusta encontralos. A mi me encanta encontrar trozos de dátiles, por lo que suelo picarlos grandecitos.

5

La cáscara de los quinotos es muy dulce. Con ella y los dátiles puede ser suficiente para que la mermelada esté bien dulce. De todas formas, si no es así, añade un poco de edulcorante natural a la mermelada, hasta que quede tal y como a ti te guste.

6

Si quieres conservar durante muchos meses esta mermelada, solo tienes que esterilizar unos tarros en agua hirviendo unos 10 minutos, echar hasta el borde la mermelada, cerrar el tarro, meterlo de nuevo en el agua hirviendo, y dejar cocer 20 minutos. Con esto harás una conserva de mermelada genial, para disfrutarla perfecta durante muchos meses.

Receta enviada por azucar_moreno

Otras búsquedas relacionadas con "Quinotos sin azúcar"